Genius Loci es un concepto  de la antigüedad romana que indica el carácter singular de un sitio. El aura, el genio que configura el espacio otorgándole identidad.  Asi, el Genius Loci figura el contexto inmediato de Carlos Santos (el barrio, las calles, el concreto mal puesto etc) y responde al mismo tiempo el que y como de su práctica como artista.

Sobre esta relación con el lugar Carlos Santos extrae los elementos con los cuales trabaja: impermeabilizantes de su azotea, mármol que sirve para sellar grietas en las calles, mecates de los tendederos y los tranforma rompiendo sus propias reglas de uso. Concepto y contexto se entretejen complementándose, recordandonos que el contexto no es un hecho, sino siempre el resultado de una interpretación.