Microsoft Word – Hojas de Sala DHFMQ.docx

Desde lo inteligible la formación de un cuerpo sobre un acto de extinción parecería contradecirse. Pero desde el sentir y las emociones esta paradoja cobra sentido – “Donde hubo fuego montañas quedan”- como la acumulación de un vacío, o la cristalización de un recuerdo.

Con esta forma de contrasentidos, la obra presentada en esta exhibición es un registro que permite suprimir y proceder. Mediante una práctica apoyada en sus recorridos personales y literarios, Pilar Córdoba, nos muestra la paradoja como verdad, y la discriminación del símbolo como necesidad para vaciarse y poder mirar.